Business

ARGENTINA . Un llamado del presidente Alberto Fernández postergó licitación 5G

Published

on

Después de meses de postergaciones, el Gobierno se aprestaba a aprobar el pliego para la licitación de espectro para la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil (5G).

El vicepresidente del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Gustavo López, pidió un cuarto intermedio en la reunión que apenas había comenzado.

El motivo: dijo que lo había llamado el presidente Alberto Fernández solicitándole postergar el encuentro.

El episodio fue llamativo por varios motivos. En primer lugar, porque el Enacom es un organismo autárquico sobre el cual el presidente de la Nación no tiene injerencia directa.

Por último, la solicitud se habría basado en que necesitaban “analizar el tema”. La principal hipótesis del sector es que tendría que ver con un pedido del dueño de Telecentro, Alberto Pierri, que busca participar de la subasta o bloquearla.

La cita se movió para el próximo lunes porque el oficialismo es mayoría en el organismo.

La resistencia vino de parte de los directores por la oposición, José Corral y Silvana Giudici, que solo solicitó que no se toque un papel hasta entonces. Es decir, que el lunes el pliego a tratarse tiene que ser el mismo.

La idea del Enacom era subastar la banda de 3300-3600 MHz en tres bloques de 100 MHz coincidentes con los tres operadores: Movistar, Telecom y Claro, por los que esperaba recaudar cerca de US$1000 millones (US$350 millones por bloque).

Los lotes que quedaran rematentes iban a ir a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales SA (Arsat), además de la banda de 3600-3700 MHz.

Esto ya generaba polémica porque la empresa pública que provee Internet mayorista iba a poder competir con los privados o sub-alquilarle el espectro a terceros.

Pero, a partir del llamado de presidencia todo habría cambiado y ahora buscarían dividir toda la banda de 3300 a 3700 MHz en bloques más chicos para que haya lugar para los tres operadores, más un entrante, Telecentro, más Arsat.

En mayo, Telecentro consiguió que el Enacom le diera la posibilidad de dar telefonía celular estableciendo las condiciones para que les pueda alquilar la red a los operadores, a cambio de pagar parte del costo del tráfico.

Es decir, que ahora Pierri buscaría tener además espectro propio o bloquear la licitación para presionar a las empresas y que no judicialicen lo dispuesto por el ente.

Fuente: María Julieta Rumi / La Nacion

TENDENCIAS

Exit mobile version